Las primeras jornadas de negocios tras las elecciones legislativas, en la que la principal fuerza de oposición se impuso en líneas generales y donde el oficialismo mejoró su desempeño respecto al que tuvo en las PASO, reflejó en el mercado un escenario relativamente tranquilo, en el que la bolsa retrocedió 2%, mientras los títulos públicos marcaron mejoras del 1% y el nivel de riesgo país cayó más de 3%, perforando hacia abajo la barrera de los 1.700 puntos.

La bolsa porteña bajó este lunes 2,06%, afectado por el rendimiento de empresas del sector bancario y energético, en tanto las ADRs de empresas argentinas en Wall Street retrocedieron hasta 3,2%.

(Fuente Télam)