La cadena vitivinícola recupera mercado a nivel interno -los despachos de vino para el consumo local crecieron 4,2% en diez meses- y gana terreno en su comercio exterior -las exportaciones de vinos fraccionados, a granel, mosto y pasas de uva crecieron 3,1% en 11 meses-, según datos del Observatorio Vitivinícola Argentino.


De acuerdo a datos de Kantar Worldpanel, este año la recesión y la caídadel poder adquisitivo tuvo su correlato en la variable consumo, pero aunque el rubro ?alimentos? también se contrajo, especialmente congelados (-13%), lácteos (-12%) y bebidas (-11%), el vino logró crecer y se encamina a cerrar con crecimiento respecto de 2018.


?El segmento vitivinícola exhibe un aumento del consumo en el mercado interno, tras caer a su mínimo nivel en 2018, que combina con una fuerte recuperación de las exportaciones, siendo el segmento que más se vio favorecido por la fuerte mejora de la competitividad externa tras la devaluación del peso argentino de agosto, impulsado, además, por un buen nivel de stock y de alta calidad tras una buena cosecha, señaló por otra parte un informe de IES Consultores.

(Fuente: Télam)