En el 10° Foro Anual de innovación de Mastercard, que tuvo lugar la semana pasada, se presentó el estudio “Barómetro de Seguridad Digital” solicitado a la consultora Kantar, que brinda un panorama sobre el comportamiento de los consumidores latinoamericanos.  Del mismo se desprende que la ciberseguridad es un tema prioritario para los consumidores de la región y por eso se han vuelto más proactivos en la búsqueda de soluciones. En el caso de los argentinos, el estudio reveló que el 88% de los consumidores está al tanto de los ciberataques, el 76% reportó haber sido víctima de ciberdelincuentes de una forma u otra, y el 20% dijo que una empresa filtró su información personal.

Según este informe, con la pandemia se aceleró la adopción del comercio electrónico en América Latina y el Caribe. Y con el incremento de los pagos digitales, aumentaron también los ataques cibernéticos, con lo cual los consumidores tuvieron que implementar medidas de seguridad digital.

7 de cada 10 consumidores en América Latina ya fueron víctimas de ciberdelitos. A tono con el resto de la región, el 76% de los argentinos sufrió un fraude cibernético, no obstante, dijeron ser menos temerosos. Mientras que, en promedio, el 74% de los latinoamericanos sintió miedo a ser víctima de un ciberataque, con Colombia y República Dominicana en los primeros lugares; en el caso de los consumidores argentinos, solo el 56% se mostró preocupado al respecto.

De acuerdo al estudio, los ataques más conocidos son: fraude con tarjetas de crédito y cuentas bancarias (88%), correos electrónicos falsos (73%) y estafas a través de aplicaciones de mensajería (72%).

Con el aumento de la digitalización llega la preocupación de que los datos personales sean expuestos. En cuanto a la privacidad de los datos personales, a los consumidores de la región les incomoda que las tiendas, supermercados o instituciones gubernamentales conozcan información sensible, como sus números de seguridad social o números de teléfono. En este sentido, a la hora de realizar una operación los consumidores argentinos son más desconfiados de la protección de sus datos personales: si el promedio regional es del 30%, en el caso de los argentinos la confianza es del 23%. De hecho, el 20% de los consumidores latinoamericanos ha visto filtrada su información personal por una empresa.

“Infundir confianza en cada transacción e interacción es más importante que nunca. Ya no basta con que los actores individuales inviertan en sistemas de ciberseguridad que ofrezcan protección solo para ellos. Todos los actores del ecosistema de pagos deben invertir en las bases y barreras adecuadas que creen un escudo alrededor de toda la cadena de suministro”, afirma Jorge Arbesú, vicepresidente senior de Cibernética e Inteligencia de Mastercard.

Hoy, es fundamental que el consumidor pueda acreditar su identidad digital, demostrar quién es. En este contexto, la identificación biométrica a través de la huella digital o el reconocimiento facial, es una de las herramientas más utilizadas por los latinos para garantizar su seguridad digital. De acuerdo a esta investigación, 7 de cada 10 consumidores en la región la utilizan, y mientras que México es el país que más recurre a esta solución (77%), Argentina es la nación donde la biometría es menos popular (66%).

Mastercard pone a su alcance todo el talento, la tecnología y las soluciones con las que cuenta para ofrecerle a los consumidores tranquilidad para que puedan interactuar digitalmente con confianza, sin tener que elegir entre comodidad o seguridad.

Entre esas soluciones está la alianza de la empresa de pagos con compañías que utilizan indicadores biométricos físicos y de comportamiento, como NuData; así como con Ekata, que avanza en sistemas de verificación de identidad digital. Además, Mastercard, a través de la compañía Ethoca brinda soluciones que permiten identificar y resolver rápidamente el fraude en el comercio virtual.