El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sufrió un duro revés legal luego de que un juez de la corte suprema suspendiera la designación del comisario y jefe de los servicios de inteligencia, Alexandre Ramagem, como director de la Policía Federal, por la sospecha de que podría interferir investigaciones a favor de la familia del jefe del Estado.


El revés a Bolsonaro se da en medio de un escándalo por las responsabilidades políticas de la pandemia de coronavirus. Mientras gobernadores y alcaldes de las zonas más golpeadas acusan al mandatario de no ayudar, el presidente, un negacionista que rechaza las recomendaciones científicas, los señaló a ellos como los responsables de las muertes y la crisis económica.

(Fuente: Télam)