La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo los tipos de interés en el rango del 1,5 % y el 1,75 %, y mostró un “cauto optimismo” al asegurar que es la política “apropiada” para mantener la expansión, pese a las manifestaciones del presidente Donald Trump para bajar el precio del dinero.


Al término de su primera reunión del año, el banco central emitió un comunicado en el que considera que “la actual posición de política monetaria es apropiada para respaldar la expansión sostenida de la actividad económica, las fuertes condiciones en el mercado laboral y que la inflación regrese al objetivo simétrico del 2 %”.


La decisión se tomó de manera unánime, después de que en el pasado se registraran diferencias internas, lo que muestra el regreso al consenso en el seno del banco central, consignó la agencia Efe.

(Fuente: Télam)