La producción de calzado alcanzó, durante los primeros 10 meses del año, los 69 millones de pares, un 10,3% por debajo de los 77 millones de igual período de 2018, y se mantiene como uno de los sectores más golpeados en los últimos años por la retracción de la economía, la caída del consumo y el efecto de las importaciones, según un informe de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).


A pesar de que a las cifras disponibles aún les resta contabilizar los últimos dos meses del año, se anticipa que 2019 quedará lejos del año récord de la actividad que se alcanzó en 2015, con una producción de 125 millones de pares.

(Fuente: Télam)