• Entre la primera quincena del mes e igual período de abril, el IPC GBA Ecolatina avanzó 1,7% impulsado por precios estacionales (+5,1%) y alimentos y bebidas (+1,9%). 
  • La vuelta a la actividad de algunos rubros, que además se enfrentarán a mayores costos operativos debido a los protocolos sanitarios, a lo que se sumarán las autorizaciones de subas en varios precios máximos (principalmente alimentos) podrían acelerar la suba de precios en la segunda quincena del mes. Por ende, estimamos que el Índice de Precios al Consumidor crecerá 1,9% en mayo, acumulando 11,5% en los primeros cinco meses del 2020.
  • Asimismo, por relajamiento de los precios máximos para evitar el desabastecimiento y la posibilidad de volver a relevar comercios de cercanías, los alimentos exhibirán una suba en torno al 2,2% en mayo, acumulando un alza de casi 18%.
  • Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina, anticipó que “incluso sosteniendo el congelamiento de tarifas y de combustibles, la inflación tendrá presiones al alza a medida que se relaje la cuarentena y más actividades puedan desarrollarse normalmente.
  • Asimismo, la creciente emisión y brecha cambiaria junto con un resultado adverso en la renegociación de la deuda pública ley extranjera, pueden acelerar la depreciación del tipo de cambio oficial impulsando la inflación de bienes y servicios transables“.
  • Ecolatina mantiene que la inflación se ubicará en torno al 47% en 2020.
  • (Fuente: Ecolatina)