Una vez más XCOOP pica en punta y se posiciona como la mejor plataforma de pagos transfronterizos de América latina, que puede ofrecer pasarela de pagos en todos los países de la región.

La empresa, que comenzó hace dos años con el negocio de las remesas digitales, creó una infraestructura de pagos transfronterizos en el continente americano que cuenta con gateways de pagos, redes físicas para hacer cash-in y cash-out pero, además, cuenta con billeteras digitales, tarjeta de crédito y débito e infraestructura bancaria local en todos los países.

“En la actualidad somos la mayor fintech que puede ofrecer esto a nivel regional y es por ello que compañías internacionales como SmartCard, Quikipay, Flutterway y otras nos eligieron”, dijo el CEO de XCOOP, Alex Torriglia.

América latina representa un desafío para cualquiera que necesite realizar pagos transfronterizos. Un caso conocido que afectó a todos los influencers fue el cambio en el sistema de pagos por parte Youtube que los dejó sin poder cobrar en medio de la pandemia y cuando finalmente pudieron hacerlo el costo de las comisiones y el tipo de cambio erosionaron fuertemente sus ingresos y las redes estallaron de furia.

No es la única corporación internacional que necesita contar con un proveedor de pagos que pueda cobrar y pagar en cada país en moneda local a un costo razonable para el usuario. La opción sería hacer todos los trámites y pasos que esto implica en cada uno de los países, ya que los pagos transfronterizos involucran una red compleja de procesos: incluido el cumplimiento de las regulaciones contra el lavado de dinero y el conocimiento del cliente, la conversión de divisas y el riesgo, así como el proceso de liquidación y compensación.

Actualmente los bancos y Fintech de América Latina están ofreciendo nuevos servicios a clientes corporativos y minoristas para mejorar partes de ese proceso, pero si bien hay muchos jugadores en cada uno de los países, sólo XCOOP opera en todos ellos y puede brindar una solución amplia a nivel regional. Mientras tanto, en el mundo la batalla se libra sin cuartel por un mercado que genera ingresos anuales por 200.000 millones de dólares.

La buena noticia para los usuarios finales es que este desarrollo digital en auge hace que los costos de los pagos transfronterizos bajen fuertemente. Las comisiones por los envíos de dinero a otros países que llegan a un 20%, bajan a cifras de un dígito y en el caso de XCOOP a menos de un 3% aproximadamente (si el usuario usa directamente el dinero desde la billetera digital el porcentaje puede bajar a 0).

“Hemos evolucionado y crecido, hoy no somos sólo una compañía que ofrece remesas digitales, sino que hemos logrado posicionarnos un escalón más arriba con los pagos transfronterizos. Cuando hace más de dos años hablábamos de coopetencia la gente nos miraba raro, hoy la colaboración Fintech-to-Fintiech y Bank-to-Fintech es una realidad”, explicó Torriglia.

A su vez, la transparencia en una transacción inmediata evita riesgos cambiarios y muestra al usuario el tipo de cambio. Son muchos los problemas aparejados por el tipo de cambio, no sólo en la Argentina, Brasil, México, Colombia, Bolivia, Venezuela, Perú, etc., pero vale la pena poner atención en una cuestión específica: el comercio intraregional tiene costos asociados al tener que triangular con el dólar. Esto también está pasando a la historia y hasta los bancos están creando un sistema mundial digital que reemplace al Swift con paridades sobre más de 1000 monedas diferentes.