La fabricación de productos textiles durante el primer trimestre del año presentó una caída del 14,9% con respecto a igual período de 2019, según un relevamiento de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales.


En ese marco, la producción de prendas de vestir tuvo una contracción mayor, al caer 22,1%, en el período analizado.


Por su parte, entre enero y marzo las ventas del sector de indumentaria y el rubro blanco (ropa de mesa, cama y baño), registraron una baja del 22%, potenciadas por el retroceso de 65,1% verificado en marzo, mes en el que se puso en marcha la medida de aislamiento social preventivo por el coronavirus.


(Fuente: Télam)