Los ingresos propios de la provincia de Buenos Aires totalizaron en mayo $32.465 millones, lo que representa una variación interanual positiva de 13,7%; pero si se considera que el aumento de precios en el último año estuvo en el orden del 44,2%, la recaudación bonaerense cayó 21% en términos reales.


En un comunicado oficial, Cristian Girard, director de ARBA, explicó que esa caída es consecuencia de la pandemia, las medidas de aislamiento social y la baja del nivel de actividad”, y añadió: “Ya veníamos inmersos en una crisis; ahora, esa situación se profundizó por efecto del coronavirus.


Sin embargo, destacó que el impacto en los ingresos propios terminó siendo menor al esperado, dado que desde la Nación y la Provincia fueron tomadas “medidas para evitar que la caída fuese más pronunciada.

(Fuente: Télam)

.