La recaudación tributaria nacional cayó un 28,3% en términos reales y los ingresos provinciales más de 50% en las primeras semanas de abril respecto a igual período del año pasado, afectadas por las medidas de aislamiento social por el coronavirus y la merma en el nivel de actividad, según el Monitor Tributario que elabora el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).


En base al relevamiento, entre el 1 y el 12 de abril los tributos nacionales crecieron 5% nominal, lo que en términos reales significa una caída de algo más de 28% al cotejarla con la evolución proyectada de la inflación.


Los tributos provinciales, por su parte, reflejaron en ese período una baja nominal de 39,4%, con lo que el retroceso real pasa a ser superior al 58%.

(Fuente: IARAF)