La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos decidió de manera unánime dejar sin cambios las tasas de interés en el rango de entre 1,75% y 1,5%, tras tres rebajas consecutivas, y remarcó la buena salud de la economía estadounidense.


“La actual posición de política monetaria es la apropiada para sostener la expansión de la actividad económica”, remarcó el comunicado del Comité de Mercado Abierto de la Fed, al término de su reunión de dos días, según la agencia EFE.


Asimismo, el organismo señaló que la economía continúa creciendo “de manera moderada”, impulsada por el “fuerte auge del gasto de los consumidores”, aunque apuntó que la inversión empresarial y las exportaciones muestran “debilidad”.
El banco central también actualizó sus proyecciones macroeconómicas, sin ofrecer modificaciones respecto a lo anticipado en septiembre.

(Fuente: Télam)