Las ventas minoristas en febrero crecieron un 3% comparándolas con el 2019, “hay un claro proceso de desaceleración de la inflación y se nota en el consumo”, dijo el Presidente de Fedecámaras Rubén Manusovich.

El turismo, el inicio del ciclo lectivo, el crédito y los aumentos en jubilaciones y planes sociales, sostuvieron las ventas en los pequeños negocios, añadió el dirigente.

Las ventas con tarjetas de crédito subieron un 35% y con la “tarjeta alimentaria” se facturaron alrededor de $ 3000 mil millones.

Hay que destacar el repunte en el rubro alimentos, en esto tiene relación directa la tarjeta  y en el rubro indumentaria y calzado, por el inicio de clases.

Por el contrario todavía no se recuperan totalmente  las ventas en  ferreterías, pinturerías, regalería y bazares, esto nos indica que la gente todavía no tiene dinero extra y solo compra lo necesario, explicó Manusovich.