La infectóloga del equipo que asesora al presidente Alberto Fernández, Carlota Russ, se refirió a la continuidad de las medidas y reveló que “le propusimos al presidente las caminatas de una hora para administrar el contagio”. Del mismo modo, señaló que comprende que “no es fácil controlar en las grandes ciudades”.

En diálogo con El Destape Radio, la facultativa señaló que “lo ideal sería no salir para no contagiarse. En caso de tener que salir, uno debe intentar protegerse a sí mismo y a los demás” y destacó que “todas las epidemias y las pandemias, en todas las épocas, en algún momento terminaron. El tema es lo que pasa en el medio”.

“No podemos seguir eternamente guardados. En algún momento hay que salir ¿Cuál es el momento? Es lo que estamos viendo progresivamente”, agregó Russ. Asimismo puntualizó que “seguramente el 10 de mayo podamos abrir un poco más y que eso signifique un poco más de gente circulando. Seguramente, de esa manera, uno intenta que los casos no se den tan rápidamente. Se intenta administrar los contagios”.

“La apertura para generar una inmunidad, no dio buenas resultados. Una apertura generalizada puede generar un número de casos que el sistema de salud no puede controlar”, destacó la infectóloga de consulta presidencial. Asimismo destacó que “seguramente cuando se abran un poco más las puertas se va a contagiar más gente. Lo que se busca es que ese número de contagios sea razonable”.

“No está claro si la gente puede volver a contagiarse. Sea porque el virus queda latente o si hay capacidad de un nuevo contagio”, puntualizó. Además, advirtió que “este virus, en buena medida, es un misterio para nosotros” y concluyó: “Nosotros pensamos que no hay tantos asintomáticos entre la gente habitual que circula. Eso puede modificarse o no. Lo sabremos con el tiempo”.