Los bancos duplicaron en el último mes la cantidad de dinero que disponen, al pasar de $563.614 millones a $1.107.808 millones en sus cuentas corrientes en el Banco Central, pero en el mismo lapso los préstamos a empresas crecieron apenas un 20% de ese monto -poco más de $120 mil millones- a pesar de los incentivos que el BCRA implementó para que lo hagan.


La magnitud de la liquidez bancaria se evidencia en el desplome de la tasa de préstamos interbancarios (call money) que, desde mediados de marzo, pasó del 33% al 4,85%, según informó el BCRA.


La principal fuente de liquidez de las entidades se explica por el desarme de Letras de Liquidez (Leliqs) impulsado por el Central que, durante los 30 días previos al 8 de abril -último dato disponible- devolvió a los bancos $586.326 millones que tenían colocados en estos instrumentos, a una tasa del 38%.

(Fuente: Télam)