El 95 por ciento de los negocios que reabrieron sus puertas cumplió con las indicaciones de seguridad y protocolos, aunque su facturación alcanzó solo un promedio del 35 por ciento, según los controles que efectuó la Agencia Gubernamental de Control (AGC) en el séptimo día de actividad de los comercios de la Ciudad de Buenos Aires.


El informe del organismo porteño indica que “desde que se inició la actividad comercial se inspeccionaron 5.200 locales comerciales y se registra un total de 40 clausuras acumuladas”.


Los dos centros comerciales más importantes de la Ciudad, Once y la Avenida Avellaneda, tienen los comercios cerrados y, eventualmente, sólo despachan a puerta cerrada aquellos pedidos que se realizan por venta online.

(Fuente: Télam)