En marzo, los préstamos comerciales han experimentado un alza extraordinaria respecto al saldo que se observó el mes pasado, del $85.483 equivalente al 16,8%, ubicándola con un stock de cartera de $ 593.037. La variación interanual presenta un incremento del 61,25%, siendo la línea de financiación con mayor crecimiento. Mientras que el saldo total de préstamos en pesos al sector privado alcanzó un nivel de $ 2.000.788 millones, representando un aumento del 28,9% anual.

En marzo 2020 el saldo total de préstamos en pesos al sector privado alcanzó un nivel de $ 2.000.788 millones, representando una suba en los últimos 365 días de $ 447.813 millones, equivalente a un aumento del 28,9% anual. En los últimos 90 días, el total de préstamos al sector privado ha crecido un 7%. Durante el último mes, el crecimiento ha sido de $ 107.141 millones lo que representa un 5,7 %, vemos que para los dos de los tres períodos considerados, las tasas de crecimiento nominal se encuentran por debajo de la inflación de dichos períodos, mientras que en el último mes analizado se muestra una recuperación en el total de préstamos otorgados al sector privado. “Hay que destacar que las limitaciones a la actividad financiera, comercial e industrial que se impusieron a partir del viernes 20 de marzo han influido significativamente en la evolución de los saldos, algunos están influidos más que por las nuevas colocaciones, por las dificultades para recibir las cobranzas”, aseguró Guillermo Barbero, Socio de FIRST CAPITAL GROUP. 

La línea de préstamos personales continuó con la leve recuperación luego de un período de fuertes bajas, arrojando un alza mensual de 1,1%. El saldo subió a $ 409.744 millones para el total acumulado, presentando un decrecimiento interanual en términos nominales del 3,6%, contra los $ 425.017 millones al cierre del mismo mes del año anterior. “La suba del mes de marzo es la tercera consecutiva luego de varios meses en descenso, generalmente este mes marca el inicio de la actividad financiera anual de las familias con el fin de las vacaciones y el “regreso a la escuela”: una serie de gastos acumulados durante el período veraniego más los necesarios para afrontar el inicio del ciclo lectivo en todos los niveles impulsa las colocaciones, sin embargo este vez el mismo se ha truncado por efectos de la cuarentena”, explicó.

La operatoria a través de tarjetas de crédito, registraron un saldo de $598.289 millones, lo cual significa una suba del 1,3% respecto al cierre del mes pasado. El crecimiento interanual llegó al 53,8%, en línea con la inflación del período. Durante el último mes la suba fue del orden de los $ 7.711 millones. En el trimestre la suba fue de 4,5%. “La recuperación de marzo seguramente se debe a los mismos motivos que mencionamos en la línea de préstamos personales y aquí se agrega un condimento adicional, las restricciones a la actividad de los Bancos y agencias de cobranzas durante la segunda quincena del mes, puede haber resentido en algo la recaudación de los pagos y por ende mostrar saldos más elevados de lo habitual”, asintió Barbero.

En cuanto a las líneas de créditos hipotecarios, incluidos los ajustables por inflación/UVA, durante marzo marcó un leve retroceso con respecto al stock de $ 213.499 millones del mes anterior, acumulando un saldo total al cierre de $ 212.993 millones y un crecimiento interanual del 0,5%. “No se espera una reactivación de esta línea durante el transcurso de este período de excepción que nos toca transitar”, explicó.

La línea de créditos prendarios presenta un saldo de la cartera de $ 74.842 millones, evidenciando un retroceso del 17,9% versus la cartera a fines del mismo mes de 2019 de $ 91.204 millones. La variación con respecto al saldo del mes anterior marcó una caída del 1%, acentuando la tendencia evidenciada el último año. “El parate de la actividad como consecuencia de las medidas de aislamiento para combatir la pandemia del coronavirus afectará estos créditos muy ligados a las inversiones de las empresas y los particulares”.

En relación a los préstamos comerciales, esta línea ha experimentado un alza extraordinaria respecto al saldo que se observó el mes pasado: la misma fue de $85.483 equivalente al 16,8%, ubicándola con un stock de cartera de $ 593.037. La variación interanual presenta un incremento del 61,25%, siendo la línea con mayor crecimiento. “En el comportamiento de esta línea es donde mejor podemos explicar las particularidades que el aislamiento imprimió sobre los saldos bancarios: durante la primer quincena del mes se produjo un fuerte crecimiento de los saldos y cuando es el momento del mes que los mismos caigan a raíz de las cobranzas, la parálisis de las actividades llevó a empresas y particulares a evitar cancelar las deudas por no disponer de los fondos o por priorizar la liquidez ante la incertidumbre”, aseguró Barbero.

En cuanto a los préstamos en dólares, respecto del mes pasado han tenido una caída del 5,6%, presentando una disminución interanual del 43%. Se mantiene el retroceso de las financiaciones en moneda extranjera, sumando su octava caída mensual consecutiva. El 74,5% del total de la deuda en moneda extranjera sigue siendo la línea de comerciales.

La línea de hipotecarios, sigue presentando un crecimiento interanual, este mes de 2,5%, aunque en los últimos 3 meses el saldo ha caído 2%. De todas formas es una línea que solo representa el 4% de la deuda total en dólares.

Las tarjetas de crédito registraron una baja en relación al mes anterior del 19,4%, llevando a una caída interanual del 57,3%. La aplicación del impuesto sobre la compra de divisas para cancelar deudas contraídas en el exterior ha limitado su uso al mínimo en el último año, las restricciones al desplazamiento internacional que se han impuesto con mayor o menor dureza durante los últimos 15 días del mes también influyen en la caída de los consumos, lo cual se apreciará el mes próximo.

* Datos informados por el Banco Central respecto al stock al 30-03-2020.

(Fuente: First Capital Group)