La iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo Nacional para renegociar la deuda externa y que la Cámara de Senadores convirtió en Ley por unanimidad declara “prioritaria para el interés de la República Argentina” la restauración de la sostenibilidad del endeudamiento público externa.


La iniciativa autoriza al Poder Ejecutivo a “efectuar las operaciones de administración de pasivos y/o canjes y/o reestructuraciones de los servicios de vencimiento de intereses y amortizaciones de capital de los títulos públicos emitidos bajo ley extranjera”.


La Ley habilita al Ministerio de Economía a “contemplar en la normativa e incluir en los documentos pertinentes las aprobaciones y cláusulas que establezcan la prórroga de jurisdicción a favor de tribunales extranjeros, y que dispongan la renuncia a oponer la defensa de inmunidad soberana exclusivamente respecto a reclamos en la jurisdicción que se prorrogue y con relación a los contratos que se suscriban y a las operaciones de crédito público que se realicen”.

(Fuente: Télam)