En febrero, el saldo total de préstamos en pesos al sector privado alcanza un nivel de $1.892.194 millones, representando una suba en los últimos 365 días de $340.125 millones, equivalente a un aumento del 21,9% anual. En los últimos 90 días, el total de préstamos al sector privado ha crecido un 4,4%. Durante el último mes, febrero 2020, el crecimiento ha sido de $13.886 millones lo que representa un 0,7%. Observamos que para los tres períodos considerados, las tasas de crecimiento nominal se encuentran por debajo de la inflación de dichos períodos lo cual evidencia un retroceso en términos reales del financiamiento al sector privado”, aseguró Guillermo Barbero, Socio de FIRST CAPITAL GROUP.

La línea de préstamos personales continuó con la leve recuperación luego de un final de año en caída libre, arrojando un alza mensual de 0,9%. El saldo subió a $ 405.307 millones para el total acumulado, presentando un decrecimiento interanual en términos nominales del 4,4%, contra los $ 424.004 millones al cierre del mismo mes del año anterior. “La suba del mes de febrero es la segunda consecutiva luego de 8 meses en descenso y reviste particular importancia dado que se materializa en un mes con menor proporción de días hábiles y generalmente muy afectado en su actividad por el receso vacacional. Se aprecia un incremento en la oferta al público de estas operaciones, aprovechando la baja de tasas y la falta de alternativas seguras de colocación”, explicó Barbero.

Las operaciones a través de tarjetas de crédito registraron un saldo de $588.605 millones, lo cual significa una caída del 1,5% respecto al cierre del mes pasado. El crecimiento interanual llegó al 51,5%, en línea con la inflación del período. “Durante el último mes la baja fue del orden de los $ 8.968 millones. La merma de febrero puede deberse a una cuestión operativa dado que como mencionáramos más arriba, el presente mes con menor proporción de días hábiles bancarios puede influir en la cantidad de ciclos administrativos que contempla y por ende un menor alcance en los saldos de cierre”, aseguró.

En cuanto a los créditos hipotecarios, incluidos los ajustables por inflación/UVA, durante febrero tuvieron un leve retroceso con respecto al stock de $ 214.280 millones del mes anterior, acumulando un saldo total al cierre de $ 214.279 millones y un crecimiento interanual del 1%. “Por el momento no se espera la reactivación de esta línea, pues quedan dudas para los tomadores y otorgantes de crédito acerca de cómo será en el futuro el mecanismo de actualización de las cuotas. Además la lentitud del mercado inmobiliario es una causa y un efecto que se retroalimenta con la ausencia de nuevos préstamos”, estimó.

La línea de créditos prendarios  mostró un saldo de $ 74.868 millones, evidenciando un retroceso del 18,7% versus la cartera a fines del mismo mes de 2019 de $ 92.036 millones. La variación con respecto al saldo del mes anterior marcó una caída del 2,7%, acentuando la tendencia evidenciada el último año. “No se vislumbra aún un cambio de tendencia en esta operatoria pero la baja de tasas operada durante los últimos meses permite mantener cierta expectativa sobre una reactivación futura”, asintió.

En relación a los préstamos comerciales, esta línea ha experimentado un alza respecto al saldo que se observó el mes pasado: la misma fue del 3%, ubicándola con un stock de cartera de $ 508.079. La variación interanual presenta un incremento del 38,4%, siendo la segunda línea con mayor crecimiento luego de las Tarjetas de Crédito. “Se observa durante este mes una plausible reactivación del crédito favorecido por la reducción en el nivel de tasas de interés, no obstante, cierta incertidumbre sobre los detalles de la refinanciación de la deuda estatal mantienen al mercado en expectativa”, comentó.

En cuanto a los préstamos en dólares, respecto del mes pasado han tenido una caída del 3%, presentando una disminución interanual del 38,9%. “Las nuevas restricciones de acceso al mercado cambiario han contribuido a que la baja en estas operaciones se profundice, sumando su séptima caída mensual consecutiva”, finalizó Barbero. El 75,4% del total de la deuda en moneda extranjera sigue siendo la línea de comerciales,

La línea de hipotecarios, sigue presentando un crecimiento interanual, este mes de 3,8%, aunque en los últimos 3 meses el saldo ha caído 1%. De todas formas, es una línea que solo representa el 4% de la deuda total en dólares.

Las tarjetas de crédito registraron una leve alza en relación al mes anterior del 2,9% luego de la pronunciada baja del 24% registrada en enero, llevando a una caída interanual del 43,5%. El encarecimiento del tipo de cambio aplicable para la cancelación de estas operaciones ha operado como un disuasivo para el uso del plástico en el exterior.