A pesar del COVID-19, el transporte público es y será un servicio esencial en las ciudades, ya que representa la opción de movilidad económicamente más viable y respetuosa con el medioambiente. Sin embargo, frente a esto, existe una preocupación real: gran parte de los usuarios expresa la necesidad de retomar esta forma de traslado pero les inquieta bajo qué condiciones hacerlo.

Desde Ualabee -la plataforma que brinda información sobre el transporte público- se realizó una encuesta* sobre las inquietudes y necesidades referidas a la movilidad pos pandemia. 

Según el relevamiento, el 83% continuaría utilizando el transporte público luego de que se levanten las medidas de aislamiento social, mientras que el 71% afirmó que no lo utilizó en los últimos 10 días. En cuanto a los medios de transporte alternativos, detallaron que los más utilizados serían el auto propio o compartido (55%), la bicicleta (38,1%) Taxi, cabify o Uber (28,7%) o caminar (19,8%) .

La accesibilidad económica, lo más importante

Al destacar lo que priorizarían a la hora de elegir el medio para movilizarse, el 63,5% de los consultados considerará gastar lo menos posible. A su vez, el 50,3% viajaría solo respetando el aislamiento social, el 39% considerando el menor tiempo de espera y el 36,8% teniendo en cuenta llegar más rápido a destino.

Un primer análisis de las respuestas de los usuarios confirma la relevancia de que existan políticas públicas enfocadas en asegurar el cumplimiento de las normas de protocolo en el transporte público.

A su vez, al momento de calcular la mejor manera para realizar desplazamientos urbanos y ahorrar tiempo, las apps de movilidad son una opción gratuita y efectiva. En este sentido, la tecnología permite dinamizar nuestras rutinas, evitando el colapso del tránsito urbano.

En América Latina, 250 millones personas sufren problemas y pérdidas de tiempo al desplazarse. Entre quienes utilizan el transporte público, la mayoría no cuenta con otros medios de movilidad y, a pesar de que hoy es un mercado afectado, la actividad obligatoriamente continuará.

Antes de la aparición del COVID-19, solíamos viajar con exceso de pasajeros. Este escenario resulta impensado en el momento que transitamos. “Ante esto, es esencial la planificación y prevención de políticas de movilidad pos confinamiento que permitan los desplazamientos seguros y una activación económica bajo el control de propagación del virus”, destaca Joaquín Di Mario, CEO de Ualabee.

*La encuesta fue respondida a fines de mayo por 1000 usuarios de la app. Respondieron personas de CABA, AMBA, Córdoba, Rosario, Santa Fe, Salta, La Plata, Bahía Blanca y Junín. En cuanto al perfil etáreo de los entrevistados, un 29,7% tienen de 25 a 34 años, un 20,6% tienen de 35 a 44 años,un 18,3% son menores de 24 años, un 16,5% tienen de 45 a 54 años y un 14,9% tiene más de 54 años.