Debido al aislamiento social y las cuarentenas que se desarrollan en prácticamente todo el mundo, las personas están siguiendo la recomendación de quedarse en casa, lo que puede aumentar el volumen de compras online en 2020. Este movimiento en las ventas puede favorecer la acción de los cibercriminales, y para minimizar estos riesgos y garantizar una experiencia de compra cómoda y efectiva, Mastercard busca elevar la calidad de las transacciones a través de nuevas formas de autenticación a fines de conducir el e-commerce a una experiencia en línea más segura y sin fricciones.

Mastercard tiene sistemas de seguridad estrictos, como biometría, análisis predictivo e inteligencia artificial. Todo esto sirve para proporcionar a los consumidores, bancos y comerciantes la tranquilidad y las opciones para la seguridad también en el entorno en línea. Sin embargo, el usuario también puede tomar algunas actitudes para prevenir estos ataques maliciosos. Mire algunos consejos a continuación:

1)    Verifique si el e-commerce es confiable

Antes de realizar una compra, el paso más importante es determinar si se trata de un e-commerce seguro. Para esto, los consumidores pueden consultar las redes sociales, los comentarios de otros usuarios y sitios web de quejas contra empresas.

2)    Siempre verifique el enlace de la página donde desea comprar

Al verificar el enlace de la página, el usuario puede identificar posibles estafas homográficas- que es cuando el nombre del sitio web falso se asimila al de los tradicionales – reemplazando, por ejemplo, una “O” con un cero, o al añadir un punto o guión, lo que a menudo pasa desapercibido por el consumidor.

3)    Asegúrese de estar en una conexión segura

Además de verificar el enlace del sitio web, es importante asegurarse de estar navegando a través de una conexión segura, es decir, si tiene el protocolo “https” antes del enlace de la página.

4)    Tenga cuidado con los anuncios invasivos

En varias ocasiones, los sitios web fraudulentos trabajan con anuncios invasivos, revelando precios muy por debajo de los practicados por el mercado. Por lo tanto, es importante hacer una búsqueda de precios en los sitios tradicionales de comercio electrónico. Además, aquellos que son confiables también suelen tener certificaciones de cifrado, busque sellos que prueben esta garantía de seguridad.

5)   Cambie sus contraseñas periódicamente

Además de los cambios, es importante no utilizar la misma contraseña para todas sus redes, correos electrónicos o plataformas bancarias. Intente generar contraseñas fáciles de recordar que contengan una combinación de números, letras (mayúsculas y minúsculas) y símbolos.

6)    Doble atención a los correos electrónicos

Una de las técnicas más utilizadas por los piratas informáticos se llama phishing, cuando los criminales tienen como objetivo “pescar” información y datos personales importantes a través de mensajes falsos. Por esta razón, es importante redoblar la atención con correos electrónicos de fuentes no confiables que ofrecen servicios o promociones a cambio de hacer clic en un enlace o descargar un archivo.

Como resultado, los criminales pueden obtener nombres de usuario y contraseñas de cualquier sitio web, así como también pueden obtener datos de cuentas bancarias y tarjetas de crédito. Además, se recomienda no abrir correos electrónicos no solicitados, su banco nunca pedirá información confidencial a través de un correo electrónico.

7)    Nunca pase el número de su tarjeta telefónicamente sin estar seguro de quién está al otro lado de la línea

Su banco nunca le llamará para solicitar información importante o su código de seguridad, y mucho menos su PIN. Por ello, esté atento cuando reciba dichas llamadas.

8)    Configure correctamente los elementos de privacidad de sus redes sociales

Además, trate de mantener su información personal privada y solo para sus amigos cercanos.

Si has sido víctima de una estafa y se han filtrado tus datos, llamá inmediatamente a tu banco a través de la central de atención e informá sobre el ataque sufrido. De esta forma, la institución podrá brindar la orientación debida y llevar a cabo los procedimientos necesarios.

Para minimizar los riesgos y garantizar una experiencia de compra cómoda y efectiva, Mastercard busca elevar la calidad de las transacciones a través de nuevas formas de autenticación para conducir el e-commerce a una experiencia en línea más segura y libre de fricciones. Por esta razón, ha implementado estándares internacionales relacionados con protocolos de autenticación como EMV 3DS 2.0, que eleva la tasa de aprobación de compras online al nivel de pagos presenciales, con tasas alrededor del 95%. La innovación mejora la experiencia del consumidor y contribuye a aumentar las tasas de conversión en el e-commerce.