La
La deuda no nació con Macri, es un proceso que se inicia en la dictadura militar con Videla donde crece de manera desproporcionada cerca de 40 mil millones de dólares y después los gobiernos democráticos nunca pudieron resolver del todo la demanda social de mayor igualdad, mayores derechos, educación gratuita, todo lo que tiene Argentina que la distingue y tiene un costo fiscal, que se resuelve siempre por la vía de la inflación y la emisión o por la vía del endeudamiento. El gobierno de Macri tuvo que afrontar el pago a los holdouts e incorporó una deuda de aproximadamente de 80 mil millones, parecido a los 12 años de kirchnerismo. La deuda es un problema del Estado y no del último gobierno ni del anterior sino que es un proceso de acumulación que nunca pudimos resolver porque nunca pudimos afrontar los tema de fondo del país, que requieren decisiones de fondo. No se puede vivir con déficit fiscal de forma permanente. No se puede seguir sosteniendo un sistema de solidaridad social regalando planes, vales porque no tiene ningún destino y lo único que hace es consolidar la estructura de la pobreza en la Argentina”.


“En el proyecto de los jueces lo útil se junta con lo conveniente y creo que tiene más destino de buscar una salida de muchos jueces y fiscales vía jubilatoria, me parece que este es el camino que ha emprendido el gobierno y difícilmente modifique el proyecto. También trae aparejado otros problemas como que puede llegar a tener revisión del sistema judicial, hay que ver que pasa después si se consolida la constitucionalidad de la medida. Un juez de cámara debe estar aportando entre 40 y 50 mil pesos por mes. La edad de 60 años para un juez me parece insostenible. Yo lo llevaría a 70 los hombres y 65 la mujer. Si en la realidad no se van nunca”.


Las declaraciones fueron hechas a “El fin de la metáfora” (Domingos de 10 a 13 por Radio 10 AM 710) conducido por Iván Schargrodsky.