El banco de inversión estadounidense Morgan Stanley registró un beneficio neto de 1.590 millones de dólares en el primer trimestre de 2020, lo que equivale a una caída del 32% en comparación con el mismo periodo del año anterior.


“En los últimos dos meses, hemos observado más volatilidad en el mercado, incertidumbre y ansiedad como resultado del devastador Covid-19 que en cualquier otro momento posterior a la crisis”, indicó el presidente y consejero delegado de la firma, James Gorman.


Según la agencia de noticias DPA, los ingresos de la entidad hasta marzo disminuyeron en un 8%, hasta situarse en 9.487 millones de dólares.

(Fuente: Télam)