Luego de que el Gobierno saliera a derogar los protocolos para el uso de armas y pistolas taser, la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich, volvió a lamentar este hecho, sin embargo, aclaró que no tiene una mirada “negativa” ni de “prejuicios” hacia la nueva ministra Sabrina Frederic.

Bullrich expresó por La Once Diez/Radio de la Ciudad que “yo no tengo una mirada negativa sobre la Ministra ni tengo prejuicios, lo que planteo es que si hay un estado que ha tomado determinadas decisiones, hay que entender que hay continuidad en los hechos administrativos del estado, y hay que analizarlos, nosotros no derogamos lo que estaba hecho en el gobierno anterior, simplemente modernizamos”.

En este plano, se refirió a la baja del reglamento de uso de armas de fuego e insistió que “esto favorece a los delincuentes porque si un criminal comete un delito y no puede haber persecución porque el delito cesó, ese delincuente puede ir y matar a otra persona. Dejarlo es permitirle que siga su camino como si nada hubiera hecho, es uno de los puntos más fuertes de este protocolo”.

Bullrich además analizó que “el problema en las fuerzas de seguridad es entre la certeza y la incertidumbre. Yo creo que lo genera va a ser una menor protección a la sociedad, porque si lo uso me matan y si no lo uso también. La duda te mata”.