Los enfermos infectados con la variante ómicron del coronavirus tienen hasta un 70% menos de riesgo de ser hospitalizados en comparación con la variante delta, según un análisis de la agencia británica de seguridad sanitaria.

El trabajo, en línea con dos estudios británicos publicados el miércoles, sostiene que un individuo con ómicron tiene “entre un 50% y un 70% menos de probabilidades de ser ingresado en un hospital” que por la variante delta.

Sin embargo, la agencia británica es muy cautelosa debido al bajo número de casos de pacientes hospitalizados con esta nueva variante.

(Fuente Télam)