El Índice de Precios al Consumidor (IPC) en los Estados Unidos registró una tasa interanual del 6,2% en octubre, la mayor cifra en más de 30 años, anunció este miércoles la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS según su sigla en inglés) dependiente del Departamento del Trabajo.

El número, que supera las previsiones de los economistas que estimaban un 5,9% anual, es el mayor desde noviembre de 1990 e implicó una suba de 0,9% respecto de septiembre, el avance más alto en cuatro meses.

Los grandes motorizadores del aumento de precios fueron los precios de la energía en general y la gasolina, junto con los alimentos y vehículos.

(Fuente Télam)