La ya muy demandada asistencia de servicios contables en Argentina creció “exponencialmente” por el aislamiento obligatorio por el coronavirus, por lo que debió ser reforzada para ayudar a los clientes y no clientes que por estos días quieren encontrar herramientas para hacer frente a las dificultades económicas que enfrentan las empresas a raíz de la pandemia.


“Nuestro trabajo creció exponencialmente”, subrayó Silvio Rizza, presidente de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas, entidad que nuclea a 24 Consejos de todo el país.


“Al igual que el resto de los sectores, el nuestro también va a salir dañado de esta crisis. En muchos casos sabemos que estamos haciendo un trabajo o brindando una asistencia que nunca vamos a cobrar porque los que nos consultan no van a poder pagar el servicio que brindamos”, dijo Rizzo a Télam y agregó “yo ya tengo cheques rechazados”.

(Fuente: Télam)