La empresa Genneia decidió paralizar la construcción de cuatro parques eólicos en las provincias de Chubut y Buenos Aires, lo que motivó la suspensión de unos 900 trabajadores, por las normativas vigentes del Banco Central que impiden hacer efectivo en el país préstamos ya acordados por US$ 300 millones.


Se trata de los parques eólicos Chubut Norte II, III y IV -cercanos a la ciudad de Puerto Madryn- que se encontraban con 50% de avance de obras, y el parque eólico Vientos de Necochea, en la costa bonaerense, con 97% de concreción del proyecto, informaron a Télam fuentes de la compañía.

(Fuente: Télam)