A días de que se cumplan dos meses del comienzo del estallido social en Chile, el presidente Sebastián Piñera se refirió en un reportaje al impacto negativo que tuvo en su popularidad la ola de protestas por la desigualdad social en el país, pero reiteró que aunque le “duele” no pensó “en renunciar”.


La entrevista con la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi) celebrada este mediodía se produjo poco después de conocerse una nueva encuesta de Cadem-Plaza Pública que reveló un 13% de aprobación a la gestión de Piñera en su segundo mandato, muy por debajo del 31% que registró en octubre, antes del estallido social.


Me duele el bajo apoyo, porque lo único que uno hace es trabaja para mejorar la vida de los chilenos, afirmó el mandatario conservador y agregó: He cometido errores, por supuesto que sí. Le pido perdón a mis compatriotas por los errores.

(Fuente:Télam)