Los vuelos que arribaron al aeropuerto de Ezeiza procedentes de Europa y Estados Unidos lo hicieron con un nivel de ocupación por debajo de los parámetros promedio, en mientras que los partieron lo hicieron con ocupación plena o casi plena, en el último día antes de ponerse en práctica las restricciones dispuestas por el gobierno nacional para los servicios de zonas de riesgo ante la propagación del coronavirus.


La medida quedó oficializada a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), que extiende por 30 días la prohibición a operar para todas las frecuencias programadas para viajar desde China, Corea del Sur, Japón, Irán, Estados Unidos y todos los países de Europa.

(Fuente: Télam)