Las pequeñas y medianas empresas de servicios petroleros reclamaron el pago de los trabajos realizados para las grandes compañías de servicios especiales y productoras de hidrocarburos, y advirtieron que esa mora pone en riesgo la continuidad de puestos de trabajo.


Así lo expresó hoy la Federación de Cámaras del Sector Energético de Neuquén (Fecene) mediante un comunicado donde describen “la grave situación de las empresas regionales en la industria hidrocarburífera”, más allá de los alcances que pueda tener para el sector la decisión de implementar un precio sostén al barril de crudo.


“Las empresas locales han mantenido el empleo y su permanencia absorbiendo en plenitud los efectos de la crisis que afecta a la actividad”, destacó la Fecene al señalar que la actual crisis se remonta a “la determinación de un congelamiento del barril de petróleo en agosto de 2019”.

(Fuente: Télam)