En un final de película, Boca le virló al Millo el único campeonato que aún no pudo ganar, ni siquiera de la mano del Muñeco Gallardo.

Cuando parecía que el empate con Argentinos e Independiente y la derrota con Central lo dejaba afuera de la lucha, el grupo que  pasó a comandar Ruso tras la salida de Alfaro, se juramentó intentarlo, y así lo hizo. Seis triunfos en cadena, algunas goleadas, y toda la convicción.

Boquita fue a por todo, con algunos cambios fundamentales en los planteos y en la formación titular por parte del gran Miguelo. Un técnico capaz, y sin declaraciones altisonantes. Bien a la old school. A jugar y a callar.

A mi juicio hubo dos jugadores que le cambiaron la cara a Boca en la recta final. Campusano de 5 (la figura del campeón en casi todos los encuentros), y Tevez. Si, el viejo Carlitos. Ja !! viejos son los trapos.

A Tevez solo había que motivarlo. Una carrera plagada de éxitos (el jugador del fútbol Argentino con más títulos junto a Lucho González y solo por debajo del extraterrestre Messi), una cuenta corriente soñada, y algunos devaneos mentales, lo habían alejado de su mejor versión. Aún mas que sus 36 abriles.

 Pero el Apache, se rescató de errores propios (ej: su ida a China), y de alguna abulia en la que estaba sumido, y les ganó a todo y a todos. Riquelme le dio la bendición, el técnico lo bancó como se debe, no con palabras sino con hechos, y Tevez pagó con un título. Como en Corintians, en West Ham, en el Manchester United, en Manchester City, en Juventus. Mamita. Toda una Leyenda.

Villa se puso intratable. Salvio metió goles importantes, Andrada siguió en un nivel superlativo, y el resto acompañó de buena manera. Todo para seguir creyendo, para no bajar los brazos.

Que pasó en el equipo de Nuñez ? Yo creo que de todo un poco. Que ayer los perjudicó el arbitraje ? Claramente. Pero no deberían quedarse con eso. Así como Gallardo no lo hizo. River perdió el campeonato en su cancha, donde mostró muy baja efectividad ( perdió con Central, con San Lorenzo, con Velez y con Talleres ). Perdió la mitad de los partidos. No más preguntas señor juez, suele decir un amigo. Y cuando las papas quemaban, no le pudo ganar a Defensa y Justicia, otra vez, en el Monumental. Ayer Suarez, en Tucumán, se perdió un gol abajo del arco. Lo perdió el propio River. Si gallinearon o no, esas son cuestiones del flocklore, que están por fuera del análisis.

Para los que hablan de robo por lo de los penales de anoche, hagamos un poco de historia. River en 2014, bajo el mando del Muñeco, no era el equipo que supo ser después, sobre todo en ataque. Fue un equipo que sobre todo se dedicó, en sus duelos contra Boca, a anular los circuitos de generación de fútbol de Boca, centrado en un brillante Gago. Y que pegó sin límites de ningún tipo, ante la anuencia de los árbitros. La rotura de tobillo del Burrito Martínez a manos de Vangioni fue solo el comienzo. También se recuerda la plancha inocultable de Pinola a Martín Benítez y varios fallos discutibles más. EL segundo tiempo de la Copa 2015 que nunca se jugó. El affaire de los doppings. Sigo ? No hablen de los árbitros muchachos. Ganen sus partidos.

Gallardo ha construido un ciclo inigualable en la historia de River, pero Boca siempre estuvo ahí, disputando las finales, y las semis. Perdió casi todo pero siguió intentando, buscando, peleando. Y ayer se dio un gusto de los grandes. 

El gran Millo se cimentaba en varios pilares: un técnico muy capaz, en rendimientos muy altos en varios de sus jugadores (cuando bajaban unos subían otros), en varias ayudas puntuales de los arbitrajes, y en la suerte del campeón. La diosa fortuna es algo que también tenía el dt más ganador del fútbol Argentino, Carlos Bianchi. Se puede decir que el técnico de River y el de Boca/Velez ayudaban a la suerte, pero que la tenían de su lado, la tenían. Cuando River bajó un poco su rendimiento, y la suerte la dio un poco la espalda (era hora decimos los xeneises), ahí estábamos nosotros con el cuchillo y el tenedor.

Salud boquita Campeón !!!