Los argentinos, argentinas y residentes que ingresen del exterior a la provincia de Buenos Aires no deberán efectuar un aislamiento si es que completaron el esquema de vacunación 14 días antes de su arribo, informó el Ministerio de Salud bonaerense.

La cartera destacó que esta nueva apertura “responde a la buena situación sanitaria argentina, reflejada en la baja por 16 semanas consecutivas del número de casos, de las internaciones, y en la población vacunada”.

Pese a ello a los viajeros se les seguirá exigiendo contar con un PCR negativo en las 72 horas previas al embarque, un test de antígenos al llegar, y un nuevo PCR negativo entre el quinto y el séptimo día posterior a su llegada.

(Fuente Télam)