El canciller Felipe Solá aseveró que la Argentina “no rompe el Mercosur” con su decisión de retirarse de la firma de futuros convenios, sino que esa idea es “un invento político” de la oposición, y aseguró que las razones por las que el gobierno tomó esa postura responden a los problemas económicos del país y no a cuestiones ideológicas.


“Argentina no abandona del Mercosur. No se levantó de ninguna mesa. De hecho, mañana hay una reunión con nuestros socios para que sigamos conversando y nos contesten qué fórmula jurídica quieren tener ellos para acelerar” un acuerdo con Corea del Sur, dijo Solá al exponer por videoconferencia ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

(Fuente: Télam)