El nuevo Gobierno argentino dispuso la emisión de Letras del Tesoro por más de 1.300 millones de dólares que serán suscriptas por el Banco Central, a diez años de plazo, y tendrán como destino el pago de la deuda pública.


La medida fue formalizada a través de una resolución de las secretarías de Finanzas y Hacienda publicada este jueves en el Boletín Oficial.


La resolución dispone la emisión de Letras del Tesoro Nacional por hasta 1.326.575.829 dólares a ser suscriptas por el Banco Central que devengará intereses “en función de la tasa de interés que devenguen las reservas internacionales del BCRA para el mismo período y hasta un máximo de la tasa LIBOR anual menos un punto porcentual”.

(Fuente: Télam)