El presidente de Chile, Sebastián Piñera, aseguró que no descarta una reforma a la Constitución, pero subrayó que no dejará su cargo, pese a las presiones y protestas que sacuden al país hace 18 días, que desataron la crisis política y social más profunda desde el regreso de la democracia (1990), con un saldo de 23 muertos y miles de heridos y detenidos.


“Estamos dispuestos a conversarlo todo, incluyendo una reforma a la Constitución”, dijo el mandatario en una entrevista a la cadena británica BBC, la primera desde el inicio de la crisis, en la que abordó el polémico accionar de Carabineros y las Fuerzas Armadas, y prometió justicia por los derechos humanos “que se hayan vulnerado”.

(Fuente: Télam)