Trenes Argentinos realiza desde el 23 de marzo miles de controles de temperatura a guardas, conductores y pasajeros en 14 puestos sanitarios distribuidos en las cinco líneas del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) e incrementó la frecuencia en horas pico para respetar el distanciamiento, como parte de las medidas de cuidado para evitar la transmisión del nuevo coronavirus.


La empresa informó que los controles de temperatura en las principales terminales ferroviarias de pasajeros se complementan “con los pedidos del Certificado Único Habilitante para Circulación (CUHC) y el uso obligatorio de tapabocas”, a cargo de las fuerzas de seguridad.

(Fuente: Télam)