La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, explicó que el uso de barbijos caseros es una medida de protección “adicional” para evitar difundir el coronavirus en períodos asintomáticos de la enfermedad pero que de ninguna manera “reemplaza” al lavado de manos y superficies, la ventilación de ambientes y, sobre todo, no elimina la necesidad del distanciamiento social.


En referencia al inicio de la Semana Santa, Vizzotti recordó que estos días “no son vacaciones” y pidió a la ciudadanía “seguir en casa”.


Durante la presentación del reporte diario que realiza la cartera sanitaria, la funcionaria señaló que los barbijos de “quirúrgicos” o de “alta eficacia” son “insumos críticos a nivel mundial” que deben reservarse para los equipos de salud y para personas con síntomas, casos sospechosos y confirmados de la enfermedad.

(Fuente: Télam)