Las empresas de cobro de servicios podrían operar a partir del próximo lunes 20, cumpliendo las normas que garanticen la seguridad sanitaria de sus empleados y clientes de acuerdo a un protocolo definido por el Ministerio de Salud de la Nación, según una decisión que tomó el Directorio del Banco Central de la Repuìblica Argentina.


Las empresas deberían restringir la presencia de personas dentro del local y disponer de personal para organizar la fila de clientes en el exterior.

La operación de los bancos seguiría la próxima semana bajo el sistema de turno previo para acceder a las sucursales. Los clientes deberían obtener un turno por los medios puestos a disposición por la entidad.